Limpiadores faciales Coreanos

La cosmética coreana es conocida por su rutina de diez pasos básicos para una piel de porcelana. Entre estos pasos, sin duda el más importante es el limpiar y desmaquillar. Pues la limpieza facial prepara la piel para cada uno de los pasos que le siguen.

Mostrando los 15 resultados

¿Por qué son tan importantes los limpiadores faciales en nuestra rutina de belleza?

 

Todo comienza por hacer de la limpieza de la piel un hábito regular, si no limpiamos el rostro, el resto de la rutina coreana pierde casi toda su efectividad.

Muchos problemas de la piel surgen por la ausencia de una adecuada limpieza facial. De allí que, dentro de la cosmética coreana, el paso de la limpieza facial tenga tanta importancia. Este debe ser sin excepción el primer paso de toda rutina de cuidado de la piel tanto de día como de noche. Omitir este paso es el camino seguro a una piel desequilibrada y de apariencia poco saludable.

Se trata de una tarea que no toma mucho tiempo, y sus resultados realmente lo valen. Eso sí, es clave usar los productos adecuados y de la manera correcta para conseguir limpiar a profundidad la piel, sin llegar a maltratarla.

Así, la limpieza del cutis es imprescindible, tanto si te maquillas como si no. Una correcta limpieza facial remueve la suciedad de los poros, favoreciendo a todos los tipos de piel, a la vez que previene el envejecimiento prematuro, la aparición de problemas manchas, puntos negros y granitos.

 

Sin falta, por la mañana y por la noche

Lo ideal es limpiar nuestro rostro dos veces al día: mañana y noche. Esto servirá tanto para eliminar el maquillaje y las impurezas, como para retirar el exceso de sebo. ¿El resultado? Una piel limpia, fresca y lista para nutrirse de los productos que siguen en tu rutina diaria de belleza.

No obstante, muchas veces al final del día, cuando llegamos del trabajo o de las actividades del día a día, es habitual que olvidemos hacer la correcta limpieza facial, o que sucumbamos ante el cansancio. Piensa que la rutina facial, comenzando por una limpieza profunda, no solo es un menester necesario para lucir una piel radiante, sino que, además, es la oportunidad perfecta para dedicar unos minutos a un ritual relajante.

Muchas mujeres se preguntan ¿por qué limpiar el rostro por la mañana al levantarse? Lo cierto es que, mientras dormimos nuestro organismo lleva a cabo diversos procesos de purificación, y entre otras cosas, esto conlleva que segreguemos sebo a través de los poros. Si no se retira este sebo tus poros, entonces esta suciedad buscará la forma de salir, derivando en puntos negros, granitos y otras imperfecciones.

Además, si haces ejercicio en la mañana, los restos de grasa excretados durante la noche, se mezclarán con el sudor, haciendo el panorama aún peor. De igual modo, debemos tener en cuenta que, incluso si cambias tus sábanas a diario, tus almohadas albergan bacterias y otros microorganismos a los que tu rostro está expuesto cada noche, otra razón más para asegurarse de limpiar la cara con un gel o crema limpiadora al levantar.

En la noche puedes limpiar tu rostro con un aceite coreano o una suave crema limpiadora facial, luego aplica un tónico facial y una mascarilla llena de vitaminas, y para cerrar tomate un rico té relajante sentada plácidamente en tu sillón favorito ¿Qué mejor manera de cerrar el día?

En definitiva, nunca debemos omitir este paso en nuestra rutina, tanto en la mañana como en la noche.

 

¿Desmaquillar o limpiar? ¿Es lo mismo?

Esta es otra duda habitual cuando se trata de la limpieza de la piel de la cara. Y debes saber que, si bien no es lo mismo, se basan en el mismo principio: retirar la suciedad del rostro. Estas impurezas pueden venir del maquillaje, pero aun si no te maquillas tu rostro acumula restos de agentes contaminantes que se encuentran en el ambiente, además, de la grasa y el sudor liberados por tu cuerpo.

En este sentido, debemos asegurarnos de hacer una limpieza facial profunda, hayamos aplicado maquillaje o no. Además, ten en cuenta que alternativas como las toallitas desmaquillantes ofrecen una limpieza superficial, pueden ser un gran aliado en caso de que estés fuera de casa y no puedas aplicar tu rutina facial, pero no sustituyen al limpiador facial.

 

Limpiadores faciales en la cosmética coreana

Con lo que hemos conversado hasta aquí, queda claro que un rostro de porcelana solo es posible si se presta la adecuada atención a una buena limpieza facial. En este sentido, el mercado ofrece una amplia gama de geles, cremas limpiadoras y otros productos para este fin. Es importante saber identificar cuál ofrece los mejores resultados según el tipo de cutis que se tiene, y cómo usarlos correctamente.

Es por ello que, abordaremos los diferentes tipos de limpiadores faciales en la cosmética coreana, así como sus propiedades y forma de aplicación.

  • Aceite desmaquillante facial

aceite limpiando maquillaje

El aceite limpiador es uno de los mejores limpiadores coreano. Elimina el maquillaje y las impurezas acumuladas durante el día, mientras acondiciona y nutre la piel. El aceite desmaquillante, a diferencia de un limpiador coreano en gel o crema, penetra mejor en el poro, lo que lo hace muy efectivo en la prevención de granos y puntos negros. Su uso está extendido en todo el mundo, especialmente entre las coreanas.

Aun así, tal vez te preguntes ¿Limpiador facial en aceite? ¿Aun si tengo la piel grasa? Lo cierto es que todas las pieles pueden beneficiarse del uso del aceite como limpiador facial. De hecho, es precisamente en las pieles grasas donde el uso de un aceite limpiador es más recomendable.

Así, un aceite de limpieza facial no solo retira la suciedad, sino que, dado que ayuda a preservar la hidratación de la piel, reduce el efecto de tirantez que pueden dejar otros tipos de limpiadores. Para aplicarlo, se debe aplicar directamente sobre la piel con suaves movimientos circulares, y luego se enjuaga con abundante agua tibia.

En la línea de aceites limpiadores, la marca EyeNLip dispone de Calamansi Vita Cleansing Oil con extracto de lima, ingrediente que refresca y aporta luminosidad a la piel. Es ideal para todo tipo de pieles.

Por su parte el aceite desmaquillante Cleansing Oil elimina eficazmente el maquillaje, incluso cuando se trata de cosméticos a prueba de agua sale fácilmente, y sin dejar restos de maquillaje. Además, proporciona un efecto antibacteriano, suaviza las arrugas, aporta elasticidad y contribuye a conseguir un tono unificado. Viene en tres presentaciones: berenjena para piel grasa, cica para piel sensible y 12 vitaminas para piel normal a mixta.

  • Gel limpiador facial

Un gel limpiador facial es la opción ideal para las pieles grasas. Pues, a diferencia de otros productos, este tiene una textura ligera que garantiza una limpieza a fondo, y reduce la sensación de pesadez en la piel. Tu piel fresca y lozana.

Esto es posible gracias a que está hecho a base de agua, sin cremas ni aceites. Además, puede incluir ingredientes nutritivos con fines específicos según las dolencias de cada piel. De esta manera, el gel limpiador facial se encarga de limpiar en profundidad, eliminando todo rastro de impureza y maquillaje, a la vez refresca y ayuda a evitar la irritación de la piel.

Para su aplicación, se dispondrá un poco de gel sobre la palma de ambas manos previamente humedecidas, luego se frotará suavemente el rostro con este producto. Finalmente se enjuaga la cara con agua, y se da continuidad con el resto de la rutina.

  • Crema limpiadora facial

Al igual que el gel, las cremas limpiadoras están formuladas para eliminar la suciedad del rostro, tanto el maquillaje como el exceso de sebo, y las células muertas. De esta manera proporciona pureza y frescura a la piel, y preparándola para los tratamientos posteriores de la rutina facial.

Sin embargo, se diferencia por tener una base cremosa de mayor densidad, lo que la hace más acorde para las pieles normales a secas.

Se aplica con la ayuda de un disco de algodón sobre la piel un poco húmeda, formando pequeños círculos sobre todo el rostro, y se retira con suficiente agua, asegurándose de no dejar rastros de este producto.

  • Espuma limpiadora

espuma facial en manos de mujer

Las espumas son similares al gel limpiador facial, son elaboradas a base de agua, y suelen estar libres de aceites y parabenos, lo que les aporta una consistencia muy ligera. Basta con aplicar una pequeña cantidad en las palmas mojadas, añadir un poco de agua y frotar hasta hacer espuma. Con esto procederemos a lavar la piel, dando ligeros masajes en la cara, y finalmente aclararemos con suficiente agua.

Algunas de las mejores espumas para limpiar tu rostro se encuentran en Bella Corea, tal es el caso de Calamansi Vita Cleansing Foam de la marca EyeNLip. Esta opción en particular fue diseñada para limpiar y ayudar a nivelar el tono de la piel. El extracto de Calamansi, principal ingrediente activo de esta espuma, es rico en vitamina C. De esta manera, la espuma no solo limpiará a profundidad cada poro, sino que ayudará a obtener una piel fresca y un tono unificado.

Otra alternativa de Eyenlip, es la espuma limpiadora AC Clear Cleansing Foam, excelente limpiador facial para piel grasa con acne y para piel  sensible, la cual no solo promete dejar tu rostro limpio de cualquier residuo ambiental, sino que, además, normaliza el equilibrio de la piel grasa. Ofrece un ligero efecto de exfoliación para retirar las células muertas, e hidrata la piel para regular la secreción de sebo. Puedes encontrarlas en diferentes presentaciones que abarcan de manera más específica las necesidades de tu piel: centella asiática, arroz, tomate, manzana y limón.

 

Prueba la técnica de la doble limpieza

La doble limpieza facial coreana forma parte de toda rutina de belleza coreana. Sus resultados son increíbles, realmente notarás un antes y un después. ¿En qué consiste? Se trata de usar primero un limpiador a base de aceite, y luego un segundo limpiador a base de agua. De esta manera, se consigue eliminar por completo el maquillaje, la grasa y demás suciedad que pueda acumularse en la piel.

Desde luego, para conseguir los resultados deseados debes utilizar productos de calidad como los disponibles en Bella Corea. A continuación, te explicamos el paso a paso de este método de limpieza facial:

  • Paso 1: Aceite limpiador

El primer paso en una doble limpieza es aplicar el aceite limpiador a fin de eliminar todo el maquillaje y suciedad que se acumula durante el día sin resecar la piel. Solo aplicas el aceite con suaves masajes en todo el rostro.

Dada su capacidad para derretir este tipo de elementos, el aceite es perfecto cuando se trata de retirar el maquillaje a prueba de agua, delineadores y máscaras. Además, como no precisas usar algodón en su aplicación, ni frotar demasiado, no corres el riesgo de arrastrar pestañas ni causar irritación.

  • Paso 2: Limpiador a base de agua

Una vez hemos retirado todo el sucio acumulado, y los poros se encuentran limpios, entonces, pasamos a lavarnos la cara con un limpiador a base de agua. Esto garantiza que no quedará ningún rastro de producto ni de suciedad.

Usaremos entonces, un producto a base de agua tales como un limpiador coreano en  espuma o gel, el cual aplicaremos en el rostro con pequeños masajes, y aclararemos con agua.

Recuerda que la limpieza del rostro debe realizarse dos veces al día, una vez por la mañana, y otra antes de ir a la cama. Además, en una rutina coreana esta limpieza irá seguida de exfoliación facialsuero facial, crema humectante y protector solar.

Carrito de compra
Abrir chat