5 errores de limpieza que están envejeciendo tu piel

Puede que pienses que estamos bromeando, pero los pequeños errores que cometes en tu régimen de cuidado de la piel pueden envejecerla más rápido de lo que crees.

Por ejemplo, la limpieza: aunque la idea es limpiar la piel a fondo, también debes asegurarte de que tu brillo juvenil se mantenga intacto durante este régimen. Estos son algunos de los errores que debes evitar al limpiar tu piel…

Estás utilizando agua caliente

Sí, sabemos que puede sentirse muy bien usar agua caliente en la cara, pero el agua caliente puede despojar a la piel de sus aceites naturales. Esto sólo hará que tu piel se reseque aún más. Cuando la piel está seca y deshidratada, hay más probabilidades de que los niveles de colágeno se reduzcan y se produzcan arrugas. Un consejo eficaz para el cuidado de la piel sería utilizar agua tibia, que mantendrá intactos los aceites de la piel.

No usas el limpiador facial apropiado

Si nos pides un consejo para el cuidado de la piel, siempre te diremos que adoptes un régimen antienvejecimiento una vez cumplidos los 25 años. Si aún no lo has hecho, debes saber que tus errores de limpieza podrían costarte tus futuras líneas de expresión y arrugas. Lo que necesitas es un limpiador facial que reponga la hidratación y actúe como antiedad. Te sugerimos que confíes en la espuma facial 🛒 Ceramide Rice Cleansing Foam de Eyenlip, que elimina las impurezas a la vez que potencia el colágeno en la piel. Hazlo parte de tu rutina de cuidado de la piel para obtener los mejores resultados.

Te da pereza exfoliarte

La exfoliación ayuda a las pieles con tendencia al acné y a los puntos negros, pero también garantiza que no se acumule piel muerta para que la piel pueda absorber todos los ingredientes antienvejecimiento necesarios de las cremas y lociones habituales. Así que no subestimes el poder de la exfoliación y utiliza un exfoliante facial adecuado a tu tipo de piel una o dos veces por semana. Ya es hora de que te tomes en serio esta rutina de cuidado de la piel si realmente quieres mantenerte alejada de los signos del envejecimiento.

Estás tratando de quitarte la piel

La limpieza de la piel con un lavado facial debe ser un paso suave. Así que si crees que estás limpiando demasiado tu piel tirando y frotando con fuerza, sólo estás empeorando las cosas. Cuando tiras de la piel mientras la limpias o incluso cuando te aplicas cremas, tu piel empieza a perder elasticidad y es entonces cuando empiezas a notar las patas de gallo, la piel arrugada, etc. Así que asegúrate de limpiar tu rostro con la mayor suavidad posible.

Descuidas el cuello

Cuando te limpias, siempre lo haces en la cara, pero no sabes que la piel del cuello es igual de sensible. De hecho, tu cuello puede decir realmente tu edad porque empieza a ceder pronto si no se cuida. Así que asegúrate de no detenerte en la línea de la mandíbula cuando te laves o exfolies la cara. Ten en cuenta que la piel del cuello también está expuesta a la contaminación y a los rayos UV, y necesita tantos cuidados como la del rostro.

¿Te gusta lo que lees?

Únete a nuestro boletín y recibirás noticias sobre nuevos artículos, ofertas y códigos de descuento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Envío gratis

En pedidos superiores a $120.000*

Pago seguro

Wompi o Contraentrega

Muestras gratis

Siempre y en todos los pedidos